Cédulas de habitabilidad | dAT

El pasado 2 de noviembre de 2012, se publicó en el DOGC el decreto 141/2012 por el que se regulan las condiciones mínimas de habitabilidad de las viviendas y la cédula de habitabilidad que fue aprobado por el Gobierno el pasado 30 de octubre. El decreto regula las condiciones mínimas que deben reunir las viviendas, tanto de nueva construcción como preexistentes.

 PREGUNTAS FREQUENTES


  • ¿Qué son las cédulas de habitabilidad?

    La cédula de habitabilidad es un documento administrativo que acredita que una vivienda cumple las condiciones mínimas de habitabilidad que prevé la normativa vigente (decreto 141/2012) y es apto para ser destinado a residencia de personas, sin perjuicio de que se desarrollen otras actividades autorizadas.

    La cédula se llama de segunda ocupación si se refiere a viviendas usadas o preexistentes.

  • ¿Para qué sirve la cédula de habitabilidad?

    La cédula de habitabilidad es necesaria para transmitir una vivienda en venta, alquiler o cesión de uso, en primera transmisión o en posteriores.

    También sirve para darse de alta de los servicios de agua, electricidad, gas, telecomunicaciones y otros servicios.

  • ¿A quién va dirigido?

    A las personas propietarias de la vivienda, administradoras o representantes autorizados.
  • ¿Es obligatoria la cédula de habitabilidad?

    Es obligatorio que todas las viviendas tengan la cédula de habitabilidad vigente, según establece el artículo 9 del decreto 141/2012.
  • ¿Qué trámites hay que seguir para obtener la cédula de habitabilidad?

    Para obtener la cédula de habitabilidad un técnico habilitado (arquitecto técnico) debe inspeccionar la vivienda y expedir el correspondiente certificado de habitabilidad. Posteriormente, se tiene que entregar este certificado a la Direcció General d’Habitatge y pagar las tasas correspondientes. La cédula se recibe por correo al cabo de unos 30 días.

    Sólo los inmuebles escriturados como vivienda y que cumplan los requisitos mínimos de habitabilidad establecidos en el decreto 55/2009 pueden obtener la cédula de habitabilidad.

  • ¿Qué caducidad tienen las cédulas de habitabilidad?

    Las cédulas concedidas (o renovadas) a partir de la entrada en vigor del Decreto 259/2003 tienen una vigencia de 15 años, las anteriores tienen una vigencia de 10 años. En cada cédula se recoge la fecha de caducidad.

    Todas las cédulas emitidas antes de 2003 han caducado.